Está previsto que en un futuro este robot explorador realice investigaciones en la superficie de la Luna.

La leyenda nos habla de una princesa llamada Iztaccíhuatl que se enamoró del apuesto Popocatépetl, un valiente guerrero quien pidió al padre de la jóven su consentimiento para casarse.